Las vitaminas en la dieta de los gatos

La dieta de los gatos
La dieta de los gatos

Las necesidades vitaminas en el gato se cubrirían perfectamente con la alimentación que tendrían estos animales en un estado salvaje. De esta forma conseguiría todos los elementos de los huesos, carne y piel de sus presas. Necesita mucha VITAMINA A, la cual se encuentra en despojos, en aves y pescados. La VITAMINA D sólo la cubre en parte con la dieta y el resto lo absorben como PROVITAMINA D almacenándola en la piel y con el sol se activará como VITAMINA D.

La VITAMINA C no necesitan absorberla con los alimentos ya que son capaces de sintetizarla en su cuerpo. Las VITAMINAS B y H (biotina) están en suficiente cantidad en la carne.

Muy importante es el aminoácido taurina, disponible en despojos y carnes, el cual ya no puede ser sintetizado por el organismo.

Como vemos todas las vitaminas que su cuerpo no sintetiza están contenidas sobre todo en la carne y, por tanto los gatos no necesitan verdura, que ni siquiera pueden digerir y evacuan de la misma forma en que la ingieren.

El problema en nuestros gatos domésticos es que no les damos (ni es recomendado por las enfermedades que podrían transmitir) los alimentos en estado crudo ni dejando huesos y demás y, por tanto, el alimento cocinado pierde grasa y parte de las vitaminas, desequilibrándose la alimentación. Para prevenir esto el alimento puede mezclarse con pastas vitamínicas, copos de levadura y suplementos de taurina.

Además, disponemos en tiendas de alimentos preparados que se adaptan a las necesidades de nuestro gato y según la etapa de su vida.